viernes, 10 de octubre de 2008

Joan Ferrándiz (1918-1997).

Hoy quisiera rendir homenaje a un ilustrador de mi tierra, Barcelona. Hasta ahora, siempre había hablado de grandes ilustradores americanos, pero de españoles, ninguno. Y la verdad es que tenemos, magníficos ilustradores, que de niños, nos han hecho disfrutar muchísimo con sus cuentos. Pero en esta ocasión, nos vamos a quedar con Ferrándiz, polifacético artista, ilustrador, escultor y escritor.
Su obra gráfica es conocida a nivel mundial por la candidez de sus representaciones, generalmente mostrando actitudes infantiles cotidianas. En las ilustraciones de sus cuentos, los personajes principales aparecen caracterizados con rasgos infantiles aunque se trate de roles adultos, haciendo a los niños protagonistas del relato.
En cuanto a mis reproducciones en miniatura, decir que para mí ha sido un reto el troquelado de los cuentos. Son impresos a doble cara, como todos mis libros, pero la complicación en este caso ha sido el que las páginas tienen derecha e izquierda, y el texto del cuento, quede centrado en el troquelado correspondiente. Pero bueno, después del duro trabajo aquí están. Cada uno de ellos tiene unas medidas diferentes, pero la altura en casi todos son 2 cm, y la anchura varía de 1,3 cm a 1,5 cm.

Os presento a : Nora, presentadora de T.V, Olga y Jorge en Vespa, Mari Pili en Biscuter, Barba Azul , Ana la Barquera, El Urbano Ramón, Bée, el corderito travieso,Caperucita Roja, Mariuca la Castañera, Una aventura en Sevilla, El Sastrecillo Valiente. En esta selección de fotos faltan algunos títulos más, de los que pronto haré fotos.











2 comentarios:

Susana dijo...

Tiernísimos, niña. Despiertan toda nuestra nostalgia de infancia. Gracias y Felicidades.
Susana

miniaturista-minisypx dijo...

Cuentos realmente adorables que traen a mi mente las horas sentada al pie de la butaca de mi abuelo contandomelos una y otra vez y siempre despertaban en mí la misma emoción,en perticular recuerdo el sastrecillo valiente que llevaba un metro y una tijera en el cuento y era mi preferido.
Continua enseñandonos los miniloibros que tanto nos enseñan.
Un abrazo
Maite